terça-feira, abril 16, 2013

Y no sera una leyenda: ¡Y no lo fue!

video

Iom Hazicaron: Mucho mas que un día del recuerdo

Aharon Hershler, un estudiante de yeshiva de los días anteriores a la fundación del Estado de Israel, es el primer nombre en la lista de los 25.578 caídos conmemorados en el Día de Recordación.

Hershler fue asesinado en enero de 1873 a los 23 años como resultado de disparos de una célula árabe que penetró su barrio, Mishkenot Shanamin, primera zona judía afuera de las paredes de la Ciudad Vieja de Jerusalem. Está enterrado en el Monte de Olivos y su historia de vida es conmemorada en el sitio web del Ministerio de Defensa de Israel.

Nació en Hungría, hijo de un rabino prominente que luego encabezó la yeshiva cuando su familia emigró a Israel. Hershler es considerado una víctima de la resistencia pre-Estado.

En 1874 una célula árabe entró a la casa de la familial Hershler, probablemente en búsqueda de dinero o joyas. Debido a las grandes lluvias de ese año, las reservas del vecindario estaban llenas y los judíos habían dejado de comprar el agua de los árabes, la cual parecía tener el mismo precio que los locales.

Hershler volvió a su hogar luego de sus estudios y notó que había ladrones. Asustó al grupo y comenzó a perseguirlos. Por temor de que se conozca su identidad le dispararon 12 veces. Hershler resultó gravemente herido y falleció cuatro días después en el hospital. Dejó una esposa, una hija, padres y hermanos.

La tataranieta de Hershler, Bila Shamir, de 85 años, recuerda las leyendas que escuchó sobre su tatarabuelo durante su niñez. "Crecí con mi abuela en Safed. Su mamá estaba embarazada de seis meses cuando Hershler fue asesinado, y ella no estaba viva cuando fue reconocido como parte de los caídos de Israel", dijo al medio israelí Ynet.

Bila sirvió en el Palmah y su hermano e hijo, ambos nombrados Hershler, sirvieron en el ejército como oficiales de alto rango. Cuando se le preguntó sobre el estilo de vida haredi de su tatarabuelo ella dijo: "Eran ultraortodoxos pero también trabajaban. Hadas, su esposa, vendía harina y fue la primera mercader mujer de la ciudad. Algunos de sus primos eran rabinos. Cada persona en Mea Sha’arim – el barrio haredi de Jerusalem – conoce la historia de su muerte y están orgullosos de él".

Hershler es uno de los pocos caídos durante el siglo XIX y la mayoría de ellos fueron judíos haredi que intentaron proteger a otros judíos durante las manifestaciones árabes de la ciudad.

Observamos a continuación, una inquietante  película animada basada en la experiencia de Rachel Shelly Glick que perdio a su hijo Yuval (oficial de la Fuerza Aerea de Israel) en un accidente de avión  sobre el lago Kineret en 1991

 

Este video fue creado originalmente como un proyecto para el Día de los Caídos para The Beit Avichai Foundation.

Meditemos, reflexiones, y elevemos una oración en memoria de los casi 24.000 inocentes que dierón sus vidas al Kidush Hashem